lunes, 2 de noviembre de 2015

Todo se transforma



Nos encanta la canción de Jorge Drexler, Todo se transforma. Y en este caso vamos a transformar unas cosas en otras: unas serpentinas en un bonito complemento.





La primera vez que vimos este material utilizado como base para realizar bonitas manualidades, fue en un puesto de una feria. Los que nos conocéis sabéis de nuestra afición por los puestos de collares, pulseras o pañuelos en ferias, mercadillos y demás. Pues bien, a la vuelta de tomar unos vinitos en una feria, nos topamos con esto:



¡¡Qué monería de cajita!! No dudamos ni un segundo en comprar aquella maravilla. El hombre que nos la vendió lo primero que preguntó es si sabíamos de qué estaba hecha (el pobre...no sabía a quién le estaba preguntando :)

No habíamos visto en nuestra vida una caja igual a esta, pero en cuanto la tuvimos en las manos, la observamos...no dudamos en decirle: "Son serpentinas, verdad?"

Llegamos a casa tarde pero la pasión tira y lo primero que hicimos fue consultar la red. Allí estaban esas preciosas cajitas esperando que las descubriéramos. ¡¡Cómo no lo habíamos visto antes!!

Haremos cajas seguro, pero lo primero que nos hemos lanzado a hacer, obviamente, son complementos con este material. Y aquí el resultado:




Es muy fácil, pero requiere un extra de paciencia. Sólo hay que enrollar sobre si mismas las cintas de serpentinas alternando diferentes colores.

Materiales:

- Serpentinas
- Cola o Goma Arábiga
- Pincel
- Tijeras
- Cierre de pendientes
- Palitos para hacer las anillas
- Material para el colgante (cuero, cola de ratón, antelina o cuerda)

Realización:

1- Empezar a enrollar la primera serpentina. Si os cuesta el inicio, enrollarla sobre un palito y luego quitarlo. Es tan fácil como enrollar sobre si misma e ir poniendo cola de vez en cuando y cuando incorporemos la serpentina de otro color.




2- Cuando tengamos el diámetro que queramos (según vayamos a hacer un pendiente, un colgante, un anillo o una caja o tapa de caja), pegamos el ultimo extremo.






3- A continuación hay que endurecer la pieza para que no se deshaga. Lo haremos bien con cola rebajada con agua, o bien con goma arábiga.





Es la hora de darle forma o bien dejarla plana:





En el caso de que estemos haciendo un pendiente o colgante plano, solo tenemos que extender sobre la pieza la cola o la goma arábiga con un pincel o bien con los dedos. También podríamos darle forma y hacer un pequeño conito como este:



Fuente: Facilisimo.com, pendientes de Alice's corner


Si queremos darle forma porque estamos haciendo una caja o su tapa, hay que hacerlo antes de aplicar la cola y rectificar antes de que se seque la cola.  Como si fuera una pieza de barro, tendremos que moldearla con las manos a nuestro gusto. En este video tutorial de Gustamontón os enseñan a a hacerlo.



4- Finalmente en nuestros pendientes hemos hecho un pequeño agujero en las tres piezas con un afilado punzón. A continuación hemos insertado un palito de pendiente previamente embadurnado con pegamento. Y ¡listo!



Ideas:

En el caso de las cajas, las formas son infinitas. Navegando por la red encuentras cosas tan preciosas como estas:



Fuente: Manual arts for everyone

Fuente: Dunixe


Fuente: Visto en Pinterest



Fuente: Fabicontusmanos



Fuente: El Rincón de las Manualidades


Fuente: La trastienda de Esther

Fuente: Actividades del Mundo



Fuente: Rosabel Manualidades


Diademas, broches (el de la piruleta es ideal), en fin...las posibilidades son tantas...


¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Hola Lourdes! Se pueden hacer diseños muy chulos con las serpentinas. Sólo necesitarás mucha paciencia e imaginación. Gracias por tu comentario, esperamos verte más por aquí. ¡¡Saludos!!

      Eliminar

Si te gusta lo que lees, dinos algo ¡venga! Y si no te gusta, también. Comparte tus opiniones con nosotros! :)

Se ha producido un error en este gadget.